DESPIDO INJUSTIFICADO POR EMBARAZO

¿Discriminación y violencia de género en pleno siglo XXI? Diariamente numerosas mujeres mexicanas atraviesan un fuerte ataque por parte de sus patronos durante la faceta más hermosa de sus vidas: el embarazo. ¿A qué nos referimos? A la inconciencia de despedir injustificadamente a una trabajadora por encontrarse en etapa de gestación o durante el período postparto.

Hoy quiero compartir estás líneas con esta población que ha sido denigrada por muchos empresarios. Si estás embarazada y sospechas que van a despedirte o ya eres víctima de este atropello, ten a la mano algunas herramientas, con las cuales puedes hacerle frente a la situación y empoderarte en tus derechos de ser una mujer libre de disfrutar su maternidad, sin que esto conlleve a un despido injustificado por embarazo por parte de tu empleador.

¿Qué se debe hacer ante un despido injustificado por embarazo?

Despido Injustificado por Embarazo

Aunque parezca inverosímil, sigue existiendo con gran potencial el flagelo social de despedir injustificadamente a una mujer durante los meses de su embarazo o luego de haber dado a luz.

A pesar de una lucha insistente por parte de diferentes organizaciones (como la Comisión de Derechos Humanos y el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la Ciudad de México) para erradicar por completo esta práctica, todavía sigue vigente en nuestra sociedad.

Ahora, ¿qué debes hacer si te van a despedir injustificadamente estando embarazada o durante el período de licencia postnatal o, desafortunadamente, ya te despidieron? En ese caso te recomiendo lo siguiente:

• No te opongas en firmar la carta de despido ni el comprobante de liquidación emitido por tu patrono. Haz la salvedad de escribir “no conforme”.
• Toma todos los datos probatorios que te relacionen como trabajadora de la empresa y tu desempeño satisfactorio en la misma.
• Tienes 15 días hábiles para exponer o denunciar el despido ante la oficina de Servicio Público de Empleo Estatal.

En caso de que te presionen para que tú misma tomes la decisión de una baja voluntaria, es importante apoyarte en testigos presenciales que avalen el atropello hacia ti y grabes, por algún medio, las conversaciones con tu superior sobre las quejas, reclamos o cambios de ambiente laboral.

Te recomiendo no firmar ningún documento de desmejora salarial, condiciones de trabajo, baja voluntaria, modificación de contrato o algún cambio que pueda poner en riesgo a ti o a tu bebé en gestación, considéralo una indirecta a despido y presión para pedir tu baja voluntaria.

¿Qué leyes protegen a las mujeres embarazadas en México?

Constitución Política de México y la Ley Federal del Trabajo

De conformidad con el § 123-A-V de la Constitución Política de México y los § 166 a 167 de la Ley Federal del Trabajo, está prohibido exigir a las mujeres embarazadas realizar trabajos que requieran esfuerzos considerables, los cuales representen una amenaza o pongan en peligro la integridad de la madre y el bebé en gestación.

En caso de que una mujer embarazada o en período de lactancia se encuentre en situación de riesgo durante la ejecución de su trabajo, la misma no estará obligada a cargar objetos pesados, ni a realizar actividades peligrosas que comprometan su salud. Tampoco podrá laborar en horarios nocturnos después de las 10:00 pm u horas extras.

Se consideran trabajos peligrosos o insalubres aquellos donde se manipulen materia prima, productos químicos o biológicos, que puedan afectar la integridad física y/o mental de la mujer y su bebé.

De acuerdo con los § 123-A-V de la Constitución Política de México y § 133 (15) de la Ley Federal del Trabajo, la mujer embarazada mantiene su estabilidad laboral durante la licencia de maternidad.

Ella no puede ser despedida durante el período de embarazo. Además, es considerado una práctica laboral injusta por parte del patrono: despedir a una trabajadora embarazada, presionarla para cambiar su estado civil y presionar para solicitar su baja voluntaria.

Según el § 123-A-V de la Constitución Política de México y el § 170 (6) de la Ley Federal del Trabajo, la madre trabajadora tiene el derecho de regresar a su mismo puesto de trabajo después del disfrute de su licencia maternal, e incluso, luego de extenderla si es necesario; siempre que sea dentro del tiempo legal establecido.

Indemnización a causa de un Despido Injustificado por Embarazo

Afortunadamente los despidos de las trabajadoras embarazadas son catalogados como nulos, por lo tanto, si estás atravesando por esa situación, ¡anímate! La Ley está de tu parte y dispuesta a apoyarte durante el litigio.

Haz todos los pasos legales antes expuestos y los demás recomendados por los organismos competentes, con ellos, podrás optar a la readmisión bajo las mismas condiciones laborales, salariales y, además, el abono de los salarios caídos o dejados de percibir desde el despido hasta la readmisión.

Como pudiste darte cuenta no estás sola si eres víctima de un despido injustificado estando embarazada, la Ley te ampara y son vigilantes de tu bienestar socioeconómico e integridad física. Ten en cuenta las recomendaciones que ya leíste para que no consientas los atropellos de tu patrono. Recuerda siempre de buscar testigos, datos y grabaciones probatorias con las cuales apoyarte al momento de enfrentar una demanda contra la empresa.

¿NECESITA ASESORÍA LEGAL?

¿Está atravesando por problemas legales en su empresa o con su empleador y necesita asesoría legal? Contacte con nuestro equipo de abogados, un miembro de nuestro equipo lo contactará lo antes posible.