Reclamación de Indemnización por Muerte

Existen riesgos que se deben prever en un ambiente de trabajo en resguardo de la salud y la vida del trabajador. Al empresario le conviene evitar accidentes y garantizar la seguridad de sus empleados para no verse envuelto en las consecuencias que le atañen si los riesgos del trabajo causan la muerte de algún o algunos de los trabajadores.

Hay que aclarar que las indemnizaciones por muerte son pertinentes solo si la muerte de un trabajador o trabajadores es o son consecuencia de los riesgos a los que está sometido en el ambiente laboral o durante la ruta utilizada para trasladarse entre el trabajo y la residencia. Se entiende que si ya el difunto no podrá ser acreedor de estas indemnizaciones, puede haber familiares o personas que él haya estipulado, que heredan esos beneficios.

La Ley Federal del Trabajo y la Ley del Seguro Social procuran que este derecho a la indemnización en caso de muerte por riesgo laboral sea respetado y exigido en los casos que correspondan.

¿Qué consideran la Ley del Seguro Social y la Ley Federal del Trabajo como accidente laboral?

El artículo 42 determina que toda lesión orgánica y o perturbación funcional inmediata o posterior, o la muerte ocurrida durante el ejercicio de las funciones laborales con motivo del trabajo, sin importar el lugar y el tiempo en que ocurran, es considerado accidente laboral. Dentro de esta consideración se da cabida a los riesgos a que está expuesto el trabajador durante su traslado de la casa al trabajo y del trabajo a la casa.

Responsabilidades del patrono con respecto al riesgo laboral

Es deber del empresario proporcionar adiestramiento y capacitación, cualquiera que sea la actividad que deban realizar sus trabajadores, en el ejercicio del trabajo. Así mismo, los empresarios se responsabilizarán de los accidentes de trabajo y enfermedades que puedan contraer sus trabajadores producto de los riesgos laborales, tomando en cuenta distintas consideraciones en caso de muerte o incapacidad temporal o de por vida para ejercer sus funciones laborales.

El patrono debe asegurar que las instalaciones del ambiente laboral cumplen con las medidas necesarias de higiene y seguridad, según lo establece la ley, en el manejo de maquinarias, instrumentos y materiales de trabajo. Esto lo estipula la Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos en el Titulo sexto, artículo 123.

En caso de accidente laboral, el empresario está en la obligación de disponer medicamentos y materiales de curación necesarios para el beneficio de la salud del trabajador o los trabajadores implicados en el accidente.

Si se declara contingencia sanitaria, es deber del empresario facilitar los medicamentos necesarios para preservar la salud de sus empleados, y cumplir con las disposiciones que dicte el organismo competente.

La Ley del Seguro Social establece la obligación del patrono de registrarse e inscribir a sus trabajadores en el Instituto.
Los patrones están en la obligación de poner a disposición médicos que, entre otras funciones, están obligados a expedir certificado de defunción si es necesario, y a prestar servicio médico a los trabajadores; así lo establece el artículo 506 de la Ley Federal del Trabajo.

¿Puede eximirse al patrón de la responsabilidad que le concierne en estos casos?

No se pueden omitir ciertas reglas que pueden eximir al patrón de la responsabilidad en caso de riesgo laboral o muerte del trabajador en las circunstancias pertinentes al trabajo. La indemnización en caso de muerte no tendría lugar, como lo establece el artículo 488 de la Ley Federal del Trabajo, si se comprueba alguna de las siguientes posibilidades:

  • El trabajador se encontraba en estado de embriaguez o bajo efectos de algún narcótico o droga. (Si existía una prescripción médica, este debía haberlo notificado al patrón con antelación).
  • El trabajador se autolesiona o se pone de acuerdo con otra persona.
  • Se trataba de una pelea o un intento de suicidio.

En cualquiera de los casos, el patrón es responsable de asegurar que se presten los primeros auxilios requeridos y el traslado al hospital o centro médico.

La disposición explícita o implícita del trabajador a haber asumido los riesgos laborales no libera al patrón de la indemnización en caso de muerte. Tampoco la torpeza o negligencia por parte del trabajador o de una tercera persona.

Responsabilidades del trabajador en función de evitar riesgos laborales

El trabajador también tiene obligaciones que le permitirían disminuir los riesgos laborales y evitar el perjuicio a su propia vida y a la de sus compañeros. Si es testigo de deficiencias en el lugar de trabajo, herramientas o materiales, debe comunicárselo inmediatamente al patrono. Así como permitir que se le hagan evaluaciones médicas necesarias para descartar cualquier riesgo sanitario que pueda poner en peligro su vida y la de sus compañeros.

Si el trabajador es consciente de poseer una enfermedad peligrosa que represente un riesgo inminente de muerte o contaminación para él y sus compañeros, debe notificar al patrono para que tome las medidas correspondientes.

También se prohíbe al trabajador ejecutar acciones o actividades que atenten contra la seguridad laboral.

Indemnización por muerte

En caso de muerte por riesgo laboral se deben tomar en cuenta ciertas consideraciones que estipula la Ley Federal del Trabajo. Es necesario determinar el monto de indemnización correspondiente al trabajador; para ello se toma como base el salario diario del que era acreedor hasta el momento de su muerte, sin omitir los aumentos salariales que correspondían a su cargo durante el tiempo que estuvo incapacitado si fuese el caso. La cantidad base que se tome para este pago no podrá ser menor al salario mínimo.

El artículo 486 de la Ley Federal del Trabajo aclara que si el trabajador cobraba un salario que doblaba al salario mínimo considerado dentro del área geográfica en que se desempeñaba, este se calificaría como salario máximo. Si el servicio se prestaba en distintas áreas geográficas, se establece un promedio con los salarios de cada área y el doble de esta cantidad será lo considerado como salario máximo.

Se pagarán dos meses de salario por cuestiones de gastos funerarios y el monto equivalente a cinco mil días de salario. Si el trabajador estuvo bajo atención por incapacidad laboral producto del accidente que lo llevó a su muerte, lo percibido durante ese tiempo no afecta el monto de indemnización por muerte. Esto aparece en los artículos 500 y 502 de la Ley Federal del Trabajo.

¿Quiénes reciben esta Indemnización por Muerte?

El artículo 501 establece quiénes tienen derecho a percibir la indemnización:

  • La viuda o viudo que haya dependido económicamente del trabajador fallecido y tuviera una incapacidad del cincuenta por ciento o más. Así como los hijos menores de dieciséis años de edad y los mayores a esta edad que posean incapacidad del cincuenta por ciento o más.
  • Ascendientes que dependían económicamente del trabajador.
  • Si no hay cónyuge supérstite, se toma en cuenta a la persona con la que vivió los últimos cinco años, o con la que tuvo hijos. Hay que recordar que en este caso es importante que ambos hayan permanecido libres de algún matrimonio.
  • Si no existen las personas mencionadas en las anteriores opciones, la indemnización será para el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Falta inexcusable del patrón

El artículo 490 de la Ley Federal del Trabajo establece que la indemnización podría aumentar un veinticinco por ciento si se declara que hubo una falta por parte del patrón que se considere imposible de excusar. De determinar eso se encargará la Junta de Conciliación y Arbitraje. Las siguientes causas pueden devenir en dicha consideración:

  • Si no se cumple con lo dispuesto en las leyes sobre el adecuado mantenimiento y vigilancia de las condiciones de seguridad laboral y sanitaria.
  • Si después de accidentes anteriores no se tomaron las medidas preventivas pertinentes.
  • Si no se adoptan las medidas preventivas recomendadas por los trabajadores, patrones y autoridades del Trabajo.

¿NECESITA ASESORÍA LEGAL?

¿Está atravesando por problemas legales en su empresa o con su empleador y necesita asesoría legal? Contacte con nuestro equipo de abogados, un miembro de nuestro equipo lo contactará lo antes posible.