Reclamo por Indemnización del 7° día laboral

La ley debe ser conocida y respetada por todos. La desinformación ha servido como excusa de muchos patrones mexicanos para pasar por encima de los derechos a los empleados, sobre todo en cuanto día de descanso se trata.

Usar el desconocimiento como escudo para justificar una violación a los derechos, no está permitido bajo ninguna circunstancia. Tampoco se debe creer que por no tener la información no se puede iniciar un reclamo.

Pero ¿cómo se realiza una queja o reclamación por indemnización del 7° día? ¿Qué parámetros determinan el pago de este día y cuáles no? Son dudas que se generan al momento de hacer una queja.

El primer paso será informarse sobre el aspecto por el que se quiere defender un empleado. En este texto podrá encontrar los conceptos básicos sobre el reclamo por indemnización del 7° día, un tema que gran cantidad de trabajadores ignora.

Día de descanso o el séptimo día en México

Es conocido por muchos que existe un día de descanso a la semana, usualmente el domingo, pero lo que pocos saben es que aunque no se labora este día debe ser pagado.

La Ley Federal del Trabajo estipula, en su Artículo 69; del Capítulo III, que por cada 6 días de trabajo el empleado goza de un día libre, o de descanso; en el que percibe su salario íntegro.

El patrón puede establecer qué días de descanso tendrá el empleado. En algunos casos el individuo trabaja por una semana completa, pero acuerda con la empresa cambiar el día que le corresponde como libre por otro.

Cuando el día de descanso por ley se intercambia, ya no se considera como el séptimo día, es un descanso laboral.

¿Cómo se paga el 7° día en México?

Como se ha mencionado la ley expresa que el trabajador tiene derecho a un día libre, por lo menos, en el cual gozará de su salario aunque no preste servicios laborales.

Es decir, se trabaja una semana de 6 días, y se goza del derecho de librar el último día, el séptimo, recibiendo un pago por ello. Bajo ninguna circunstancia el día libre puede no ser pagado.

Este periodo de 24 horas de libertad laboral, es intercambiable, más no por ello deja de pagarse y siempre se debe gozar de él.

Si un individuo trabaja en una empresa que requiere que se labore continuamente, por un periodo mayor de 6 días; él y el patrón acordarán los días de descanso que se gozarán y que también deben ser pagos.

Lo común es que el día libre sea el domingo, pero no es una regla.

Los trabajadores que presentan sus servicios laborales lo días domingos, deben recibir una prima del 25%, sobre el salario que les corresponde, como mínimo. Así lo determina el Artículo 71 de la Ley Federal del Trabajo.

En el caso de que se requieran los servicios del empleado durante el día correspondiente como libre, el salario de esa jornada laboral extraordinaria, es doble. Según el Artículo 73 de la Ley Federal del Trabajo.

Reclamación por Indemnización del 7º Día laboral

Como estipula la ley, el trabajador tiene derecho a un día de descanso semanal, que debe pagarse al mismo monto que su sueldo en la jornada laboral.
De no ser así se viola su derecho, y el empleado puede iniciar el debido reclamo. A pesar de que la relación laboral se termine el pago de los días de descanso no cancelados, debe cumplirse.

Existen algunas fechas en las cuales por ley no se trabaja de forma obligatoria en algunos sectores laborales.

En el caso de ser necesario para la empresa, esta podrá disponer de los servicios del trabajador. Estos días deberán ser pagados con un salario doble, aunque no correspondan a su día de descanso o al séptimo día.

Al incumplirse alguno de estos pagos el trabajador deberá recurrir a la Inspectoría del Trabajo, donde podrá hacer la denuncia formal a la violación de sus derechos.

Por otro lado si aún el empleado no se siente seguro sobre realizar la reclamación por indemnización del 7° día ante el organismo legal, podrá solicitar asesoramiento gratuito en la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (PROFEDET).

Los empleados deben tener presente, que trabajar los días de descaso no es un obligación, pero si una opción que puede mejorar su salario al final de mes, pero puede causar agotamiento severo.

Aunque la paga es mayor, no es recomendable someter al cuerpo a jornadas laborales sin recesos, al menos, de un día.

Los patrones se aprovechan de la necesidad de los empleados haciéndolos trabajar sin parar, prometiendo un sueldo más y más alto que en variados casos no llega; ya que el día libre se paga igual que los otros día laborales, a menos que sea domingo o feriado.

El pago del séptimo día no es un regalo que los patrones le dan a su empleado. Es parte de los derechos laborales que estipula la ley.

¿NECESITA ASESORÍA LEGAL?

¿Está atravesando por problemas legales en su empresa o con su empleador y necesita asesoría legal? Contacte con nuestro equipo de abogados, un miembro de nuestro equipo lo contactará lo antes posible.