Despido Injustificado por Hostigamiento Laboral

En la defensa y garantía de procurar un trabajo digno y decente, donde trabajador y patrón sean capaces de convivir en función de una próspera producción, la Ley Federal del Trabajo, en su artículo 2, establece lo que se entiende como trabajo digno o decente.

Se considera un trabajo digno aquel donde se respeta la dignidad humana del empleado, sin importar su origen, condición, religión o preferencia sexual; así como se garantiza su acceso a la seguridad social y percibe un salario adecuado que le permita mantener a su familia y continuar con sus responsabilidades laborales en armonía. El ambiente laboral debe ser un espacio de óptimas condiciones, y el trabajador debe recibir capacitación que promueva la mejora del desempeño laboral y la producción.

Los trabajadores también tienen derechos colectivos con la finalidad de asegurar su protección y darles la oportunidad de asociarse y tomar ciertas decisiones en defensa de sus derechos cuando sea necesario. Esto les permite tener un carácter autónomo.

La dignidad también se demuestra en el respeto a la igualdad sustantiva, cuyo objetivo es evitar la discriminación en un mundo donde convivimos hombres y mujeres.

¿Qué se entiende por hostigamiento laboral?

Evidentemente, el hostigamiento laboral va en contra de lo considerado trabajo digno y decente.

Condiciones nulas
La Constitución Política de los Estados Mexicanos establece cuáles son las condiciones anuladas por la ley aunque se encuentren especificadas en el contrato:
•Las condiciones que establezcan una jornada de trabajo excesiva e inhumana.
•Las que determinen un salario no remunerador (Esto lo evaluará las Juntas de Conciliación y Arbitraje).
•Las condiciones que se extiendan en el plazo para percibir el jornal, el cual no debe ser superior a una semana.
•Las condiciones que señalen un lugar en específico como una tienda, cantina, bar, fonda, café, taberna o algún lugar de recreo, para efectuar el pago salarial.
•Las condiciones que obliguen al trabajador a adquirir productos o servicios de una o varias marcas en específico.
•Las que en modo de sanción o multa retengan el salario al que el trabajador tiene pleno derecho.
•Las condiciones que de alguna manera comprendan la renuncia a las indemnizaciones de las que el trabajador es acreedor según las circunstancias: accidente laboral, enfermedades profesionales, etc.
•Cualquier implicación que considere o promueva la renuncia a sus derechos por parte del trabajador.

De esta manera se avalan las condiciones necesarias para que cualquier trabajador disponga de un trabajo digno y decente; y que al mismo tiempo tenga respaldo en la Ley y en su autonomía.

Prohibiciones que impiden el Despido Injustificado por Hostigamiento Laboral

El artículo 133 especifica ciertas prohibiciones a los patrones, entre las pertinentes a lo relacionado con hostigamiento laboral se encuentran:

• Exigir a los trabajadores la compra de productos de una marca en específico o en un lugar determinado.
• Obligar a los trabajadores a renunciar o a afiliarse al sindicato u otra asociación, u obligar o coaccionar a que voten por una candidatura en específico.
• Interrumpir mediante alguna acción los derechos de los trabajadores claramente estipulados en la ley.
• Portar armas en el interior de los establecimientos.
• Presentarse en los establecimientos bajo efectos del alcohol o las drogas.
• Realizar actos de hostigamiento o acoso sexual a los trabajadores.
• Permitir o tolerar estos actos.
• Despedir a una trabajadora o coaccionarla de manera directa o indirecta para que renuncie por estar embarazada, haber cambiado de estado civil o tener hijos menores bajo su cuidado.

Despido Injustificado por Hostigamiento Laboral

La Ley Federal del Trabajo, en su artículo 48, establece las indemnizaciones que el trabajador recibe en caso de que no haya justificación de su despido y aun así el patrón se haya atrevido a hacerlo. El trabajador tendrá derecho a solicitar ante la Junta de Conciliación y Arbitraje la recuperación de su puesto de trabajo o su indemnización por tres meses salariales.

El patrón tendrá que demostrar en el juicio correspondiente las justificaciones para la rescisión de las labores de su empleado o de sus empleados. De no lograrlo, el trabajador será acreedor de los salarios vencidos desde la fecha del despido hasta un periodo máximo de doce meses. Si al término de ese plazo no ha concluido el procedimiento o no se ha cumplido la sentencia, el trabajador tiene derecho a recibir adicionalmente los intereses generados durante quince meses de salarios por un dos (2%) por ciento mensual.

Si el trabajador fallece, se dejará de contar el pago de los salarios vencidos a partir de la fecha de su muerte.

El hostigamiento laboral es un obstáculo para la armonía entre la relación de un empleado y su patrón, obstruyendo a su vez las condiciones indispensables para una buena empresa en desarrollo y para la formación de un trabajador. Exigir los derechos que la Constitución defiende, es una acción que promueve el respeto por las leyes y el reconocimiento de la justicia en un país equilibrado.

¿NECESITA ASESORÍA LEGAL?

¿Está atravesando por problemas legales en su empresa o con su empleador y necesita asesoría legal? Contacte con nuestro equipo de abogados, un miembro de nuestro equipo lo contactará lo antes posible.