Reclamación de Indemnización por Despido Injustificado

Acabas de recibir la notificación de despido y no encuentras qué hacer porque no te lo esperabas, ¿consideras que fue un despido injustificado y buscas orientación? ¿Quieres hacer una reclamación de indemnización por despido injustificado? Si estás pasando por una situación como esta, las siguientes líneas son para ti. Aquí te quiero explicar los puntos más relevantes sobre el tema para que hagas valer tus derechos bajo la luz de las leyes vigentes en México.

¿Cuándo es un despido justificado?

En el Art. 47 de la Ley Federal del Trabajo se describen claramente las causas de una rescisión de contrato laboral. Cuando un trabajador ha faltado en una de ellas se justifica el despido por parte del patrón, siempre y cuando cumpla con ciertas condiciones:

• El patrón deberá notificar por escrito la fecha y causa(s) de la rescisión.
• La notificación debe ser dada al trabajador, de no aceptarla, el patrón debe informar a la Junta dentro de los cinco días de la fecha de rescisión, suministrando el domicilio y solicitando la notificación al trabajador.

También existen otras causas que ocasionan el despido de trabajadores sin que el patrón lo desee, estas son: cierre operativo, reducción de gastos y reestructuración organizacional. La empresa antes de tomar esta decisión debe participarlo a la Junta de Conciliación y Arbitraje.

¿Qué es un despido injustificado?

El despido injustificado es la terminación de la relación de trabajo por parte del patrón, sin causa alguna de las establecidas en el Art. 47 de la Ley Federal del Trabajo (LFT). Como te describí unas líneas antes, un despido justificado se convierte en injustificado si el patrono no cumplen con las siguientes condiciones de:

• Notificar al trabajador por escrito la(s) causa(s) de rescisión y la fecha de la(s) misma(s).
• Informar a la Junta en un lapso de cinco días la notificación de despido rechazada por el trabajador, además de informar la dirección del domicilio de éste.

Ante este evento, el trabajador tiene dos opciones a elegir de cómo va a proceder para defender sus derechos:

• Solicitar la reinstalación laboral.
• Solicitar la indemnización.

De esta manera se avalan las condiciones necesarias para que cualquier trabajador disponga de un trabajo digno y decente; y que al mismo tiempo tenga respaldo en la Ley y en su autonomía.

¿Qué es la reinstalación laboral?

Se conoce como reinstalación laboral a la acción de ingresar nuevamente al trabajador despedido injustificadamente e instalarlo en el lugar de trabajo donde estaba, realizando sus mismas labores y bajo la subordinación del mismo patrón, sin cambiar sus condiciones salariales ni contractuales.

Junto con la reinstalación se suma el pago de los salarios caídos, desde la fecha de la rescisión hasta la fecha en que se cumpla el laudo.

¿Qué es una indemnización?

La indemnización consiste en el pago de tres meses de salarios integrados más los salarios caídos desde la fecha de la rescisión hasta que se ejecute el laudo correspondiente, según lo establecido en el Art. 48 de la LFT.

¿Cómo hacer una reclamación de indemnización por despido injustificado?

Como se explicó anteriormente, si a un trabajador lo despiden injustificadamente de acuerdo al Art. 47 de la LFT y no recibe pago alguno por concepto de indemnización, entonces tiene dos opciones a considerar para proceder legalmente: solicitar la reinstalación laboral o la indemnización. En el caso de escoger la indemnización introduciría una reclamación de indemnización por despido injustificado, ¿que cómo se hace? Veamos los detalles:

Lo primero que se debe hacer es dirigirse con su respectiva notificación de rescisión a la Junta de Conciliación y Arbitraje en un lapso no mayor de dos (2) meses, contados desde el día siguiente a la notificación. Si por negligencia el trabajador afectado no solicita la reclamación en este tiempo, perdería el beneficio por tan solo un día de vencido.

El pago correspondiente a esta indemnización por despido injustificado son de tres meses de salarios integrados, de acuerdo a lo establecido en el Art. 48 de la LFT; si entran en juicio y resulta favorecedor para el trabajador afectado, el patrón deberá pagar adicionalmente a estos tres meses, los salarios caídos desde la fecha siguiente a la rescisión hasta la fecha que se realice el pago. Este pago no excederá de 12 meses de salarios.

Ahora bien, el Art. 50 de la misma Ley, establece los diferentes importes de acuerdo al tiempo de servicio del trabajador despedido; el mismo dice textualmente:

“Artículo 50. Las indemnizaciones a que se refiere el artículo anterior consistirán:

I. Si la relación de trabajo fuere por tiempo determinado menor de un año, en una cantidad igual al importe de los salarios de la mitad del tiempo de servicios prestados; si excediera de un año, en una cantidad igual al importe de los salarios de seis meses por el primer año y de veinte días por cada uno de los años siguientes en que hubiese prestado sus servicios;

II. Si la relación de trabajo fuere por tiempo indeterminado, la indemnización consistirá en veinte días de salario por cada uno de los años de servicios prestados; y

III. Además de las indemnizaciones a que se refieren las fracciones anteriores, en el importe de tres meses de salario y en el de los salarios vencidos desde la fecha del despido hasta que se paguen las indemnizaciones.”
Si eres un trabajador despedido injustamente, checa esta información para que sepas qué decisión tomar si tu patrón aún no ha querido pagarte. Igualmente te recomiendo pedir asesoría en la Procuraduría de la Defensa del Trabajo donde conseguirás a excelentes expertos en la materia.

¿NECESITA ASESORÍA LEGAL?

¿Está atravesando por problemas legales en su empresa o con su empleador y necesita asesoría legal? Contacte con nuestro equipo de abogados, un miembro de nuestro equipo lo contactará lo antes posible.